En qué casos debo cambiar la bañera por plato de ducha - Duchavida
Barcelona:  696649709 - 938791023 - 931716705    Madrid:  910558602 - 619854313 - 616507524

Cambiar la bañera por un plato de ducha es una opción por la cual cada vez más gente se decide, ya que las ventajas que supone este cambio son muy numerosas.

Entre estas ventajas se encuentran la seguridad y accesibilidad, la comodidad, el ahorro de agua y, por último, aunque no menos importante, la estética. Con esto, el cambio de bañera por plato de ducha se ha convertido en una solución práctica y económica que además mejora la calidad de vida de los que se deciden a hacerlo. Además, es una obra sencilla con resultados duraderos si la realizas de la mano de buenos profesionales.

plato de ducha a elegir

Una vez has decidido cambiar la bañera por un plato de ducha, deberás escoger un conjunto de ducha que se adapte a tus necesidades. Puede ser que entonces te preguntes ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de cambiar bañera por plato de ducha?

La grifería

griferiapara ducha

Hoy en día, los tipos de grifos más comunes que encontramos en el mercado son dos:

  • Griferías termostáticas: contienen válvulas termostáticas que controlan el flujo del agua y evitan fluctuaciones en su temperatura. Usa el exceso de agua caliente para calentar el agua fría y viceversa. Se caracterizan por tener de dos mandos, uno para regular el caudal de agua y el otro para regular su temperatura. Al ser una fusión de os grifos termostáticos tienen una serie de ventajas sobre otro tipo de grifos:
    • Ahorro de agua
    • Mayor seguridad
    • Confort
    • Fiabilidad
  • Griferías mono-mando: son los grifos más tradicionales, con los que a través de un único mando se regulan caudal y temperatura. Estos grifos son más económicos que los termostáticos, pero no presentan tantas ventajas ni son tan cómodos.

El sistema de ducha

Hay varias opciones a la hora de escoger sistema de ducha, cada una con sus ventajas propias. Es importante ser consciente de que, al cambiar una bañera por un plato de ducha, el grifo de la bañera queda a una altura de unos 60 cm. Si la dejásemos así, quedaría demasiado baja y no sería cómoda, así que normalmente se cambia el grifo por uno nuevo y se eleva a una altura cómoda para poder ducharte. En estos casos es probable que haya que cambiar también algunos azulejos.

sistema de ducha

Elegir entre los sistemas de ducha depende, principalmente, del gusto del consumidor. Entre las opciones más populares de sistemas de ducha se encuentran:

  • Conjuntos de ducha: Son los sistemas de ducha más populares, probablemente por su sencillez. Se componen del grifo de ducha (que, como hemos dicho, puede ser termostático o mono-mando), un mando de ducha con diferentes posiciones y el soporte.
  • Columnas de hidromasaje: Las columnas de hidromasaje son una fuente de relax y bienestar que ayuda a reducir las tensiones, y una de sus ventajas es que también sirven para darse una ducha rápida, como con los conjuntos de ducha. Es la fusión de los distintos sistemas de ducha en uno solo.

    Las columnas de hidromasaje constan de varios componentes: el rociador superior, la alcachofa (o teléfono) con flexo y los jets o salidas de agua a presión direccionables, que son la diferencia principal entre conjuntos de ducha y columnas de hidromasaje.

Si quieres aprovechar el grifo perteneciente de la bañera y así no tener que cambiar azulejos, te recomendamos instalar un conjunto de ducha sin grifería compuesto por una barra de ducha, un mando y su soporte. En estos casos puedes poner también un rociador superior.

Por otra parte, si deseas dar un aire completamente nuevo a tu baño, y decides cambiar los azulejos de la pared, puedes integrar la grifería en la pared o incluso en el techo. Estas son las duchas más en vogue actualmente, debido a que la relajación obtenida con la ducha es similar al de un Spa.