Cómo limpiar la mampara de la ducha: trucos y soluciones - Duchavida
Madrid:  910558602 - 619854313 - 616507524

Hay cientos de motivos por los que cambiar la bañera por un plato de ducha. Uno de ellos es la comodidad que representa cambiar la cortinilla de la bañera o ducha por una mampara. Pero por otra parte, la mampara puede ser una de las zonas más críticas del baño, ya que no hay nada más desalentador que un reflejo turbio en ella.

A menudo tendemos a pensar que limpiar la mampara de la ducha es algo complicado y trabajoso, pero la verdad es que es mucho más fácil de lo que se acostumbra a creer.

limpieza de mampara
Copyright 123rf

Por ello te ofrecemos algunos consejos sobre cómo limpiar las mamparas de la ducha. Como cada maestrillo tiene su librillo, hay muchos trucos para todos los gustos y dependiendo del tipo de suciedad, así que seguro que encuentras el tuyo. ¡Prepárate para una mampara perfectamente transparente e higienizada con estos trucos!

Básicamente hay 3 componentes clave a la hora de limpiar la mampara de la ducha:

  • el amoníaco
  • el vinagre
  • productos de higiene y limpieza de duchas y baños

Si bien es cierto que el vinagre actúa sobre la cal y elimina bacterias e infecciones, puede ser que no te guste su olor y prefieras utilizar un producto de limpieza de los que encuentras en el supermercado.

Soluciones caseras para limpiar mamparas de baño

Te proponemos distintas opciones y soluciones para limpiar tu mampara de baño para que puedas elegir la que más se adapte a tus gustos y necesidades.

productos caseros limpieza
Copyright 123rf

Vinagre blanco y agua caliente

Mezcla vinagre blanco con agua caliente a partes iguales y aplícalo sobre la superficie del cristal con una esponja. Esta es la forma más clásica de limpiar las mamparas de la ducha. El vinagre con agua caliente es ideal para acabar también con el moho, en el caso que haya aparecido. Si además quieres darle brillo al cristal, añade aceite de limón.

Vinagre blanco y vinagre

Una de las formas clásicas de limpiar la ducha es mezclando vinagre blanco con bicarbonato de sodio. Obtendrás una pasta que deberás aplicar en el cristal y dejar que actúe entre 10 y 15 minutos. Pasado ese tiempo, frota con un paño o una esponja. La mampara quedará perfecta.

Amoníaco y agua

Un pulverizador con una mezcla de amoníaco y agua servirá para eliminar todos los restos de agua, cal y jabón aportando además un brillo extra a tu mampara. Después de limpiarlo, pasa un paño seco para evitar que las gotas queden marcadas. Un paño de microfibra lo hará más fácil, pero con uno de algodón servirá.

Jabón en gel y vinagre

Si la cal está especialmente incrustada, puedes usar un estropajo de acero (de los finitos para no rayar el cristal) para aplicar una mezcla de jabón en gel y vinagre. Enjuaga con agua caliente. Este es uno de los mejores tratamientos antical.

Bajo nuestro punto de vista, estos trucos caseros son en ocasiones mucho más efectivos que algunos limpiadores, sobretodo cuando hace tiempo que el baño no se limpia a fondo y la cal y los demás agentes que ensucian el cristal están incrustados.

Como hemos dicho, uno de los enemigos más importantes de la mampara de la ducha es la cal del agua. Dependiendo de dónde vivas, el agua contendrá más o menos cal y eso repercutirá en su mantenimiento.

Una de las cosas que más condicionan la limpieza e higienización de la mampara de la ducha es la frecuencia con la que la realizamos. Es recomendable que la mampara se limpie como mínimo una vez por semana para evitar que se acumulen los residuos de cal, los restos de jabón, humedad y sobre todo los microbios que pueden provocar infecciones.