7 consejos para ahorrar agua en el baño - Duchavida
Barcelona:  696649709   -   938791023   -   931716705

Según datos de la OMS, durante una ducha de 5 minutos se suelen consumir alrededor de 95 litros de agua. Para hacernos una idea, es la cantidad que bebe una persona durante 50 días. Si optamos por una ducha relajante de unos 10 minutos, podemos llegar a consumir 250 litros. La cosa cambia si optamos por darnos un baño, ya que llenar una bañera puede hacer que lleguemos a gastar lo mismo que con una ducha de 10 minutos.

ahorro agua
Copyright 123rf

Desde hace un tiempo, el hecho de que darse una ducha resulta mucho más económico y sostenible que zambullirse en una bañera llena es un conocimiento arraigado en el subconsciente de la sociedad. Es por esto que cada vez más gente se decide a cambiar su bañera por un plato de ducha. Pero, tal y como hemos visto, eso también dependerá del tipo de ducha que nos demos.

Existen ciertos consejos y dispositivos muy prácticos para ahorrar agua (y dinero) a la hora de darse una ducha:

1. Cronometra el tiempo

Como hemos dicho, el tiempo es uno de los factores clave de los que dependerá el gasto de agua que hagamos. Una buena idea es cronometrar cuánto tiempo tardamos en ducharnos e intentar reducirlo al mínimo. Para esto, podemos utilizar un reloj de arena que nos marque en qué momento deberíamos haber completado la ducha (la recomendación es que dure como máximo 5 minutos).

2. Apaga el agua

No enciendas el agua 2 minutos antes de entrar en la ducha, y recuerda apagarla mientras te enjabonas. La ducha ideal es aquella en la que únicamente se utiliza agua en el momento de mojarse y de aclararse, así que si cierras el grifo mientras te enjabonas ahorrarás unos 12.000 litros de agua al año.

3. Utiliza aireadores

Los aireadores (también conocidos como perlizadores) son dispositivos de ahorro que se instalan en la grifería existente y reducen drásticamente el consumo de agua y energía. Los aireadores funcionan de la siguiente manera: mezclar aire y agua por efecto de la presión que ejercen y producen un chorro suave y sin salpicaduras.

4. Instala un reductor de caudal

Con los reductores de caudal de ducha podrás reducir el gasto de agua hasta a 10 litros por minuto. Con esto, en una ducha de 5 minutos ahorrarás aproximadamente 40 litros de agua. Este es uno de los dispositivos para ahorrar agua en la ducha más utilizados hoy en día. Tú mismo lo puedes instalar y su precio oscila entre los 15 y 20 €.

5. Grifos termostáticos

Los grifos termostáticos son uno de los recursos más eficientes a la hora de ahorrar en la ducha, ya que no sólo reducen el consumo de agua sino también el de energía. Si tenemos un grifo mono-mando, normalmente dejamos correr el agua durante un tiempo hasta que alcanza la temperatura deseada, gastando innecesariamente muchos litros. El grifo termostático es capaz de generar agua a la temperatura que tú elijas en mucho menos tiempo, con lo que el gasto de agua se reduce hasta un 16% frente a los grifos mono-mando.

6. Sistemas de recirculación de agua

Uno de los sistemas más novedosos y eficientes que existen son los sistemas de recirculación de agua, dispositivos que hacen circular el agua por un circuito cerrado hasta alcanzar los 35º, y es únicamente en ese momento cuando sale por el grifo. Así, también se evita el derroche de agua mientras se espera a que llegue a la temperatura ideal.

7. Recicla el agua

Mientras te decides por alguno de los sistemas que te proponemos, puedes empezar a ahorrar agua con un cubo. ¿Cómo? Mételo en la ducha para que caiga en él el agua que normalmente se desperdicia mientras llega a la temperatura ideal. Podrás reciclarla usándola para regar las plantas, como agua para el WC o para fregar.