5 consejos para acondicionar su baño para minusválidos o personas mayores - Duchavida
Barcelona:  696649709 - 938791023 - 931716705    Madrid:  910558602 - 619854313 - 616507524

Podríamos decir con toda seguridad que el baño es una de las estancias con más importancia del hogar, y es por esto que su accesibilidad debe estar adaptada a todas las personas que vivan en la casa o la visiten. A la hora de adaptar un baño para personas mayores o minusválidos hay que tener en cuenta ciertos criterios, tales como facilitar la movilidad y la usabilidad.

Pero, ¿cómo hacemos para adaptar nuestro baño a las necesidades de las personas mayores o minusválidos? A continuación te explicamos todo lo que tienes que saber para acondicionar tu baño.

baños adaptados minusválidos
Copyright123rf

Cómo acondicionar el baño para personas con movilidad reducida

  • 1. Libera el baño de obstáculos

  • Es importante evitar todo tipo de obstáculos que puedan impedir o dificultar la movilidad de las personas minusválidas. La pica, por ejemplo, no debe tener ningún armario o accesorio inferior que impida acercarse con silla de ruedas.

  • 2. Accesorios de apoyo

  • Hay que tener en cuenta que la instalación de accesorios de apoyo es algo muy importante para la adaptación de baños para personas mayores, ya que de ellas depende que las personas con distintos grados de movilidad puedan hacer uso de la instalación por sí mismas.
    Entre estos accesorios de apoyo, los más decisivos son la barra de apoyo o asidero del WC, que permitirá que una persona en silla de ruedas pueda hacer uso sin necesidad de ayuda, y el asidero de la ducha, que puede evitar resbalones y caídas, además de facilitar el trabajo a la persona de compañía, si es que la hay.

  • 3. El suelo del baño

  • El suelo de la ducha deberá estar a la misma altura que el suelo del resto del baño, y tampoco es conveniente que tenga ningún borde o saliente que pueda entorpecer la accesibilidad de una persona mayor o con movilidad reducida. Esta es una medida de seguridad en el baño muy a tener en cuenta, ya que cualquier barrera puede hacer que la persona peligre.

    Por motivos obvios, es importante también que el suelo de la ducha sea antideslizante.

  • 4. Cortina vs Mampara

  • Los beneficios de instalar una mampara de ducha para personas mayores son innumerables, e invalorables, y lo mismo si hablamos de adaptar duchas para minusválidos o personas con movilidad reducida.

    En primer lugar, porque permiten que la persona acceda directamente a la ducha, sin ningún tipo de barrera arquitectónica que se lo impida o dificulte. Con esto, hay que tener en cuenta que la mampara de ducha ideal será aquella que no tenga carril en el suelo, que no requiera movimiento de muñeca y que se pueda abrir desde dentro y desde fuera, por si alguien tuviese que acudir en ayuda. En segundo lugar, hay que tener en cuenta la peligrosidad de la cortina de ducha, que se puede pegar al cuerpo y hacer que la persona se resbale y caiga.

  • 5. Taburete de ducha

  • Algunas personas tienen dificultades de equilibrio, y por ello se debe contar con un taburete o asiento de ducha fijo. Se recomiendan asientos con patas para aguantar el peso de la persona. La altura idónea para la instalación de un taburete o asiento de ducha es de 45-50 cm. Con esta altura, además, el grifo y la alcachofa deben poder alcanzarse sin problema ni dificultad.

Con estos consejos conseguirás hacer de tu cuarto de baño una estancia totalmente adaptada para las personas mayores o para aquellas que tengan algún minusválias.